cartas acompañadas

Un robot en casa

Un robot en casa

Hoy es martes y nos han traído un robot. Los lunes toca volver a la ciudad. Tengo la suerte de poder pasar casi todos los fines de semana en la playa. Y la fortuna de trabajar por mi cuenta. 
Así que me tomo las pausas como si fueran tequilas: con moderación.

F.R.I.E.N.D.S: emprendedoras tipo Rachel, Mónica o Phoebe

F.R.I.E.N.D.S: emprendedoras tipo Rachel, Mónica o Phoebe

Mi hija se ha comprado un jersei de color gris que solo tiene una palabra: “f.r.i.e.n.d.s”. En una de esas conexiones sinápticas aleatorias que típicamente tengo bajo la ducha pensé que, simplificando al extremo, las tres amigas representan arquetipos de emprendedoras según cómo nos relacionamos con la idea del éxito o el fracaso. ¿Cuál te simpatiza más?

La emprendedora bifásica o pronóstico de abanico

La emprendedora bifásica o pronóstico de abanico

Ya estaba cómoda con la idea cíclica. Las mujeres, como la naturaleza, transitamos por cuatro momentos que tienen similitudes con las estaciones, las fases de la luna, los elementos, los puntos cardinales. Coincidiendo con el ciclo menstrual y con los ajustes de los cuerpos particulares, las atravesamos una vez al mes. 

Pero hace un tiempo que ese orden se ha trastocado. Ya no puedo reconocer claramente esas fases.
Y mi energía, que ya no es la noria del parque de atracciones (la rueda de la fortuna, la vuelta al mundo) sino la mismísima montaña rusa.

El éxito del fracaso

El éxito del fracaso

El éxito da asco. El fracaso es mil veces más interesante. Quizá es que me me está por venir la regla y hoy solo me siento cómoda con estas ideas radicales. Me cansan los discursos de personas emprendedoras que sacan prolijamente su vulnerabilidad como un complemento de su imagen exitosa. Creo que decidí ser extranjera para fracasar tranquila. (Foto: escultura de Mar Gorriz)

Coopetir

Coopetir

No sé si el cerdo es un animal muy de asociarse (este es su año en el horóscopo chino) o si está escrito en mi carta astral o si estoy limpiando karma, la cuestión es que este 2019 me va siendo signado por las colaboraciones. (Foto: escultura de Mar Gorriz)

Orden Mágico, Caos Creativo, Vacío Fértil

Orden Mágico, Caos Creativo, Vacío Fértil

¿Tienes aún el libro de Marie Kondo o siguiendo su consejo te deshiciste de él en alguna de tus mudanzas? Lo tomaste en tus manos, lo sentiste unos segundos y dijiste “esto no me hace feliz”. n vez de poner toda la ropa en una pila para saber cuánto acumulas, podrías poner redes sociales, contactos, suscripciones a boletines varios, apps del móvil, avisos emergentes…. en una montaña imaginaria.

Te sorprendería la cantidad de basura comunicacional que juntas y el estrés que te produce, como un ruido de fondo que solo cuando se apaga lo percibes.

¿Adictas a la conexión?

¿Adictas a la conexión?

Querida FNAME

No voy a mentirte, no voy a reemplazar automáticamente ese campo por tu nombre y simular que  somos amigas de toda la vida.

Igual que el azúcar, las tecnologías tienen un componente adictivo muy alto. Existen ya clínicas de desintoxicación.

No creo que ni yo ni tú, *FNAME*, lleguemos a ese extremo, pero sí siento que tenemos que prestar mucha atención, poner pausa y volver a preguntarnos sobre nuestra relación con los benditos dispositivos.

Efectos secundarios de una caminata

Efectos secundarios de una caminata

Querido Pep

Gracias por tu email. Me ha alegrado mucho que mi carta anterior te haya inspirado para contarme tu propio recorrido. El mío de pocos kilómetros, circular y fácil por Girona, el tuyo extenso y trabajoso por las márgenes del Ebro.

Retratos posibles o la utopía de la foto perfecta

Retratos posibles o la utopía de la foto perfecta

Querida Anna: Vengo de caminar por Girona. Me inspira la ciudad. Esta que hemos elegido para pasar la adolescencia de mi familia y donde yo puedo estar semanas sin salir de sus límites porque no me aburro nunca. Hoy he mirado los rincones con otros ojos. Hemos quedado contigo para una sesión de fotos donde la novedad es que yo seré el sujeto, la sujeta, e intento imaginar el escenario más afín. (Foto: marco artesanal de Roberta Scaglione)

Rubia y creativa en 20 minutos

Rubia y creativa en 20 minutos

Querida Imma

Es sábado, estoy esperando que pasen los 20 minutos que tarda en hacer efecto la tintura de pelo código 9.10 sin amoníaco (no, no soy rubia natural sino nostálgica: en las fotos de primaria parezco hija de holandeses de paseo por la Costa Brava; y no, no he optado por la honestidad eco-radical de las canas, que tan bien les quedan a nuestras amigas).

Me encantan las cartas y a estas las escribo para mis amigas. No son "newsletters" sino algo así como "old-letters"

¿Has sentido alguna vez el impulso de agarrar un martillo y destruir tu ordenador porque te pide una contraseña que no recuerdas y has entrado en un bucle infinito?

Algunas respondemos audios de whatsapp a todo volumen mientras viajamos en un tren atestado o, aún más peligrosas, mientras vamos de conductoras.

Otras sentimos remordimientos por poner a nuestros hijos durante horas frente a la tablet para acabar con la declaración trimestral y al final del día nos sentimos una porquería de madres y un horror de autónomas.

No tengo ninguna fórmula en diez pasos. Solo un intercambio con personas que pasan por estas y otras situaciones tan graves y superficiales, tan serias y ridículas que nos impulsan a pensar, a leer y a escribir.

No somos nativas sino sobrevivientes digitales.

Te invito a responderme cuando algún tema toque una tecla en tu interior. Estas líneas son la excusa para  un diálogo.

Dejarme tu email es fácil y gratis y, si mis cartas te hacen perder el tiempo, salirte de mi lista es aún más sencillo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies